Como invertir el gordo de la lotería de Navidad


Hay estudios que recogen que personas premiadas en los sorteos de navidad, son cinco años más tarde, más pobres de lo que eran antes de que les tocase el premio. Suena increíble pero las estadísticas no suelen mentir, así es que ten cuidado, disfruta el momento, digiérelo, y pon las neuronas a pensar después de hacer los “excesos”, mejor si sin los mínimos posibles, que jamás hubieras pensado que podrías.

Si usted ha sido uno de esos a los que la diosa Fortuna ha tocado con su varita, utilice la cabeza e invierta para que dentro de esos cinco años que cuentan las estadísticas usted sea una de las excepciones que confirma la regla.

Utilice ese dinero pensando en el hoy, en el mañana y en el futuro, o lo que es lo mismo en el medio y en el largo plazo. Seguramente el hoy sea pagar esa hipoteca que siente como la espada de Damocles todos los meses, y también quiera pagar esos llamados “agujeros”. Perfecto, ahora piense en el mañana y opte por invertir para que su activo siga creciendo.

Tiene todo un mundo de posibilidades de inversión, puede invertir en renta fija o en renta variable, en un depósito, en activos inmobiliarios, en material del futuro, en fondos de pensiones. Solo piense en el objetivo de esa inversión y en cuanto tiempo quiere lograrlo, piense que no podrá tocar ese dinero. Será algo así como “no tenerlo” mientras está rentando.

Si quiere optar por inversiones diferentes a las de siempre, es su momento.

Entre las novedades de inversión una de ellas y que más rentabilidad está ofreciendo es la moneda virtual Bitcoin, que ha llegado a una rentabilidad del 4.700% a lo largo del último año. No hay que olvidar sin embargo que este tipo de inversiones no están exentas de riesgo. A mayor rentabilidad mayor es el riesgo que debemos correr.

Otra opción es invertir en coches clásicos, su inversión puede llegar a crecer también hasta un 28% en solo un año.

Otras de las novedades es invertir en vinos, aunque suene increíble invertir en caldos es una opción bastante rentable en estos tiempos y existen fondos especializados en ellos.

Y lo más importante, siga usted siendo la misma persona de antes de hacerse amiga de la diosa Fortuna, y solo cambie en que sea un poquito más feliz.