¿Cuál es el porcentaje de menores que poseen un móvil entre sus manos? El cambio de la sociedad desde una edad muy temprana


La aparición y la evolución de los nuevos dispositivos inteligentes (smartphones y tablets), uno de los instrumentos que más ha cambiado la forma de comunicarse entre el ser humano y ha variado el comportamiento del mismo desde que comenzó el nuevo siglo (en el año 2000) hasta hoy, desarrollan modelos cada vez más sofisticados. Estos productos actualizados atraen a millones de ciudadanos de distintos puntos geográficos y, además, a diferentes sectores que comprenden edades muy distinguidas.

Desde adolescentes hasta las personas mayores pasando por la era de la adultez. Pero, no solo ellos adquieren estos artículos modernos que han modificado las formas de pensar e interactuar entre todos, sino que también los más jóvenes han impulsado el crecimiento de este mercado quedándose maravillados ante las funcionalidades que presentan estas herramientas. Por lo menos en España. El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó un informe a mediados de diciembre en el cual desarrolló durante el presente año, una serie de preguntas a un número determinado de encuestados. El estudio consistió en analizar cual es el uso total, por parte de los individuos, sobre el equipamiento y uso de las tecnologías de información y comunicación (TIC).

Los datos que reveló el Instituto Nacional de Estadística reflejan cambios preocupantes en el empleo de los smartphones entre la población más joven (los menores de quince años). El trabajo de investigación que elaboró el organismo público divulgó una serie de cifras porcentuales ofreciendo una mención especial a este sector de la sociedad. La entidad estatal concluyó que seis de cada diez jóvenes que comprenden una edad entre los diez y los quince años, es decir, el 60 por ciento, poseen un dispositivo inteligente entre sus manos. Además, en el mismo informe, refleja un valor alarmante al divulgar como un 72 por ciento de los sujetos que tienen ocho años han manejado (alguna vez o asiduamente) el teléfono móvil o la tableta.

Uno de los colectivos que el INE decidió examinar en la confección del estudio recayó sobre los menores de edad (entre los ocho a los quince años). El análisis concluye que el nicho donde más ha crecido el mercado de las nuevas tecnologías (smartphones y tablets) se ha dado en el grupo menos benjamín (en el adolescente), fijándose en un 90 por ciento del total de todos los niños. La proporción media de poseer un teléfono inteligente en este sector se sitúa en un 63 por ciento. Este porcentaje es, levemente, inferior si se compara con el dato que se publicó el año pasado (2012). La cifra se redujo este año casi un tres por ciento (2,8 por ciento). El total se sitúo en un 65,8 por ciento.

Las Comunidades Autónomas que más libertad dejan los padres a sus hijos menores conectarse a la red a través del smartphone residen en Madrid (80 por ciento); Ceuta (76,9 por ciento); País Vasco (76,6 por ciento) e Islas Baleares (75,8 por ciento).