Cuentas remuneradas: cuáles son las mejores y qué diferencias tienen


La necesidad de captar capital por parte de las entidades bancarias les ha llevado a lanzar al mercado diferentes productos que atraigan al pequeño ahorrador. Una de estas opciones son las cuentas remuneradas. Con tal nombre se conocen a cuentas similares a las corrientes pero que ofrecen mucha mayor rentabilidad que estas. Es decir, ofrecen parte de las ventajas que tienen las cuentas corrientes, sobre todo una elevada liquidez, puesto que el dinero siempre está disponible, a lo que se añade rentabilidades que, incluso, pueden llegar al 5% TAE.

Las cuentas remuneradas suelen ofrecer unas características comunes. Así, es posible abrirlas desde un euro y no existe un límite en cuanto al dinero que se puede depositar en ellas. Lo que no aseguran las entidades bancarias es la rentabilidad de las mismas desde el primer euro, sino que, generalmente, empiezan a ofrecer dichos porcentajes estableciendo cuantías mínimas y máximas. Los intereses se ingresan en la misma cuenta desde el mismo día en el que se realiza el ingreso y hasta la fecha en la cual se saca, aunque la periodicidad dependerá del plazo determinado para su liquidación. Como en realidad son una variante de las cuentas corriente, la situación de la misma es visible continuamente; el dinero se encuentra disponible para el cliente en cualquier momento, es decir, tienen absoluta liquidez, y son gratuitas.

Entre las desventajas que tienen las cuentas remuneradas es que, a diferencia de las cuentas corrientes, no admite la domiciliación de ningún tipo de ingreso o gasto. En general, no es posible asociar a la cuenta nóminas, tarjetas o préstamos, por lo que, para realizar estas operaciones, es necesario contar con otra cuenta corriente normal.

A la hora de valorar los productos de este tipo que ofrece el mercado, quien esté interesado en suscribir una cuenta remunerada debe estar atento a las diferentes condiciones que ofrece cada una. Es lógico pensar que la mejor cuenta remunerada es aquella que más rentabilidad ofrece, pero también hay que detenerse a observar otros detalles como pueden ser la remuneración sin límites, la liquidez inmediata, la periodicidad del abono de los interés, el cobro de comisiones o la admisión de domiciliaciones o tarjetas.

Entre las que mayor interés ofrecen se encuentran la Cuenta Inteligente Evo (2% TAE, además de tarjetas gratuitas), Ahorro Regular de Caja Laboral (1,75% TAE el primer año), la Super Cuenta Remunerada de Self Bank (1,7%) y la Cuenta Ahorro Citi de Citibank (1,5%). Ofreciendo el 1,25% TAE se encuentran las cuentas e-Duero y Doble Clic de Caja España-Duero, la Cuenta Ahorro Bancopopular-e y la Cuenta Plan de ahorro libre de Novanca. Y rondando el 1% de interés, décima arriba o abajo, se pueden contratar la Cuenta Triodos de Triodos Bank, la e-Cuenta de Openbank, la Cuenta Azul de Banesto y la Cuenta Activa de ActivoBank. En esta relación, queda por mencionar la Cuenta Junior de Openbank con sólo un 0,75% de intere