Google. ¿Cuántas acciones de la compañía se puede comprar un mileurista?


Parece que lleva toda la vida siendo el guardián de los movimientos de los internautas en la red, pero no es así. Aún no ha cumplido diez años cotizando en la bolsa de Nueva York, concretamente en el Nasdaq. pero Google es una de las compañías más importantes que se mueve en Wall Street.

Es el gigante de las búsquedas en la red por excelencia, pero es mucho más. Se ha convertido en la plataforma a través de la que se vehicula la publicidad para los negocios online, quien no sale en Google parece que no existe. Y su desarrollo de negocio va creciendo y expandiéndose hacia otras áreas, además de hacia los vídeos (a través de YouTube), el sistema Android que utilizan mayoritariamente los Smartphones que no son de Apple, es también un sistema de Google.

Lleva en el parqué neoyorquino apenas diez años pero en esta década, aún sin cumplir, su revalorización es espectacular: salió con un precio de cotización en el verano de 2004 de 85 dólares, a finales de 2013 sus títulos superan los 1.100 dólares por acción. A pesar de todos los pesares, continúa alimentándose y creciendo, y el repunte de superar los 1.000 dólares le vino precisamente por presentar un resultados de su tercer trimestre mejor de lo que esperaba el mercado. Es cierto que está viendo cómo la crisis le pasa factura, como a todos, puesto que el precio por la publicidad está bajando pero el gigante lo suple con más volumen. Se pueden vender los pantalones más baratos, antes a 50 euros y ahora a 30 euros, pero si se venden más pantalones que antes se puede llegar a ganar más dinero.

Con esta compañía se hizo desaparecer el miedo a las inversiones bursátiles en tecnología, y es que en 2004 aún estaba muy reciente el recuerdo del estallido de la burbuja de las puntocom que incluso se vivió también en España de la mano de Terra, que dejó a cientos de inversores atrapados. Cuando el buscador saltó al parqué los inversores aún tenían cierta desconfianza hacia lo que suponía internet y si sería una moda pasajera. Google ha demostrado que de moda nada y ha devuelto la confianza a los minoritarios que han apostado por sus títulos. La revalorización que ha vivido en diez años es extraordinaria, vale doce veces más de lo que costaba hace nueve años, aunque al precio nominativo habría que restar cuánto han subido los precios desde entonces hasta ahora para conocer la subida real de su valor.

En cualquier caso es anecdótico plantearse este tipo de cálculos, si un inversor entra en el mercado para invertir todos sus ahorros en un solo título durante una década, tiene muchas posibilidades de salir escaldado de la aventura y perdiendo un alto porcentaje de lo invertido. Es como acudir al casino y dejar las inversiones en manos de la suerte es confiar demasiado en la fortuna.

Respondiendo a la pregunta, un mileurista únicamente se podría comprar una acción de Google. Aunque al cambio actual le sobrarían algunos euros.