Los equipos españoles que serán investigados por la Comisión Europea


La Comisión Europea está abriendo un expediente por ayudas públicas ilegales concedidas a siete clubes: el Real Madrid, Fútbol Club Barcelona, Athletic de Bilbao, Osasuna, Valencia, Elche y Hércules. El sorpresivo anuncio lo dio a conocer el Ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, en el colofón de una rueda de prensa en Bruselas llevada a cabo el pasado 16 de diciembre, en el que señaló que dos días después la Comisión daría inicio al proceso.

Específicamente, el expediente estudiaría tres acusaciones. Una es el trato a favor del Real Madrid, Fútbol Club Barcelona, Athletic de Bilbao, y Osasuna, por exonerarles de la obligación de convertirse en sociedades anónimas deportivas, lo cual no sucedió gracias a la aprobación de la Ley del Deporte de 1990, momento en el que estos equipos se encontraban saneados.

Entre tanto, la segunda imputación tiene que ver con subvenciones otorgadas por el Instituto Valenciano de Finanzas a los tres equipos de su comunidad, hecho que va contra las normas comunitarias. Y la tercera acusación hace referencia a las actividades inmobiliarias relacionadas al Real Madrid y el Athletic; al primero se le investiga por una permuta de tierras para la edificación de su ciudad deportiva, y al segundo por el rol de la sociedad pública puesta en marcha para la construcción del estadio San Mamés.

Por su parte, García-Margallo afirmó que el gobierno no ha encontrado ilegalidad en estos casos y que irá a favor de los equipos: “Es obvio que el Gobierno va a dar la batalla hasta el final en defensa de los clubes españoles, que también forman parte de la marca España”.

De momento, el proceso está en una fase previa y no se ha tomado ninguna determinación de peso. García-Margallo aseguró que una vez notificado oficialmente el expediente se abrirá un procedimiento de un mes para la preparación de alegaciones, y luego habrá un plazo de tres meses para que alguna otra parte pueda presentar alegaciones para finalmente tomar una decisión, que podría declarar que no hay ayudas incompatibles y así dar por cerrado el caso, u al contrario, exigiría a los clubes el pago de una devolución.